¿Cómo comenzar a Correr desde cero?

como-empezar-a-correr
Comenzar a correr es una de las mejores formas de mejorar tu salud, ponerte en buena condición física y sentirte mejor por dentro y por fuera. Cuando tienes el hábito, correr se transforma en un instante sorprendente, especial y único para ti, es una actividad que contribuye a tranquilizarte y a superarte a ti mismo constantemente, siendo un entrenamiento físico y mental.

Aunque sabes que correr es el hábito más apreciado que puedes tener en tu vida, pero por alguna razón no logras continuar con el entrenamiento. Si es de esta forma déjame decirte que aterrizaste en el sitio preciso.


Hay muchas formas y deportes para ejercitarte, pero correr es la alternativa predilecta de bastante gente a nivel mundial. Según distintas investigaciones, se estima que solamente en México hay bastante más de dos millones de corredores (entre los de élite y los que corren habitualmente)
Y con toda razón.

A mí me encanta correr, es un increíble ejercicio cardiovascular, te facilita llevar a cabo un recorrido distinto y también puede transformarse en una manera de meditación activa. Correr además te contribuye a trabajar con tus propias debilidades y combatir contra tus pensamientos y limitantes, ya que en la costumbre aprendes a negociar con tu cabeza perezosa para empujarte a finalizar la ruta o para llevar a cabo el último tramo con la mejor actitud, dando en cada zancada al correr lo mejor de ti mismo.

Cuando sales a correr de manera recurrente tú actitud y tu forma de ver la vida cambia.
En otras expresiones, comenzar a correr te contribuye a entrenar tu cuerpo y tu cabeza, o sea, a crear una mentalidad ganadora y deportista.

Empezar a correr requiere de una preparación física y mucha paciencia. Piensa en esto: los músculos de tus piernas necesitan de un tiempo para fortalecerse, de la misma forma como tu corazón y tus pulmones. La buena novedad es que te impresionará todo lo que tu cuerpo tiene la capacidad de lograr y mejorar con cada entrenamiento.

Lo ideal es iniciar poco a poco a tu propio ritmo

Esta guía para comenzar a correr desde el principio se divide por etapas que no tienen un tiempo definido.
¿Por qué? porque cada individuo es diferente: va a existir varias personas que hayan entrenado antes, o que tengan más condición física y por este motivo su adaptación y mejora en el entrenamiento sea más rápida, mientras tanto otros runners mejoren más lentamente (sin prisa pero sin pausa).

Por eso, si eres principiante del running ¡no te saltes ninguna etapa!
Lo que deseamos poder es crear el hábito y a la par desarrollar las capacidades físicas que necesitas para correr. Con constancia y paciencia puedes lograr competir en carreras de 5k, 10k y hasta un maratón, pero hay un largo tiempo para eso. Ahora mismo, vamos a centrarnos en levantarte del sofá, salir por la puerta y comenzar a correr.

¿Qué necesitas verdaderamente para comenzar a correr?
Nada.
Necesitas muchas ganas y motivación para comenzar a correr y unas tenis deportivos que sean comodos.

Leíste bien, por ahora no es requisito que inviertas en ropa deportiva o tenis costosos.

Recientemente una corredora del pueblo Tarahumara, ganó un maratón corriendo solamente con unas sandalias y su vestido tradicional. No llevaba nada más que su gorra y un pañuelo en el cuello para protegerse del sol
Corrió en esas condiciones a lo largo de 7 horas por la montaña, y ganó el primer lugar, sorprendente.
Por otro lado, algunos estudios demostraron que unos tenis especiales para corer y comodos es lo más importante para empezar a correr.


¿Qué tienes que de llevar a cabo antes y luego de correr?

Calienta primero y al terminar realiza tus estiramiento

El calentamiento es muy importante antes de comenzar a correr, con 5 minutos realizando círculos de muñecas, brazos y piernas van a ser suficientes para ofrecerle inicio a tu ruta. El propósito es encender la circulación en las articulaciones y exactamente comenzar a ingresar en calor.

Algo que NO debe conformar parte de tu calentamiento es el estiramiento de músculos estático. Se comprobado que esto puede ser contraproducente, si el cuerpo todavía está “frío”, además al instante de correr los músculos pierden alguna fuerza.

Por eso si disfrutas la sensación del estiramiento déjalo para en el final cuando finalizes tu sesión de correr. Lo que sí puedes llevar a cabo al inicio es un estiramiento cambiante, entre otras cosas subir y bajar una pierna intentando tocar la punta del pie.


Hidratación
Si vives en un clima muy húmedo y caluroso, es aún de mayor relevancia que te hidrates antes y luego de correr.
Mientras corres toma agua sólo si tienes sed, pero ¡no exageres! el exceso de agua además es amenazante, ten en cuenta que todo se sintetiza en escuchar a tu cuerpo.

La exclusiva regla es que te hidrates con agua y nada más. Las bebidas deportivas tienen la posibilidad de ser servibles en deportistas de élite, pero para ti y para la mayor parte de nosotros, una bebida deportiva no posee sentido. Aparte de ser más costosa que el agua tiene dentro enormes proporciones de azúcares que van a estar de sobra en tu nutrición. Una vez que agarremos condición y nos aventuremos a cerreras de larga distancia, entonces si, las bebidas deportivas son tu aliado.

Un snack saludable

Si al correr en ayunas te sientes mareado o con falta de energía, entonces, es preferible que tomes un reducido snack mínimo 40 minutos antes de correr, deseamos que poseas energía pero tampoco que te sientas increíblemente lleno.

Una vez dicho todo lo previo, arrancamos… En sus marcas, listo ¡fuera!