Cancún Running - Correr el Maratón de Cancún

Consejos para empezar a correr, entrenamientos, nutrición, salud y motivación "Rendirse no es una opción" | Running - Maratón de Cancún 5k, 10k, 21k, 42k

¿Puedo afrontar Correr un maratón?

Esta es la clave para conocer si puedo terminar el maratón con éxito y sin muchos problemas físicos. No es fácil determinar cuándo estamos listos, pero podemos seguir algunos indicadores básicos del running para evaluarlo:


  • Si tenemos al menos dos años corriendo constantemente (3 a 4 veces por semana).
  • Sí, al menos hemos terminado un par de medias maratónes sin mucho problema y con buenas sensaciones.
  • Si tengo la capacidad de entrenar un volumen semanal de 50 a 70 kilómetros.
  • Si entreno alrededor de 4 a 5 veces a la semana.
Si bien estos indicadores dependen de nuestra edad, condición física, vida deportiva y grado de entrenamiento, pueden servir como una prueba para ver si podemos manejar y afrontar correr 42k. Mi consejo generalmente es que vayan probando y aumentando poco a poco la distancia en diferentes pruebas running, por ejemplo:

  • Carreras de 5 kilómetros hasta que podamos correrla de forma rápida.
  • Carreras de 10 kilómetros: 4 a 5 por año, notando cómo bajamos los tiempos running en cada una de ellas.
  • Media maratón: pensar en hacer uno o dos por año, preparándonos específicamente para esto.
  • Maratón: dedicar al menos 6-8 meses para prepararlo.

Muchas personas pueden aventurarse tratando de terminar un maratón, pero todavía siendo capaz de conseguirlo, siempre debemos pensar en nuestra salud. No hay necesidad de terminar a toda costa, la prueba es muy larga y puede facturarnos por lesiones o sobreesfuerzo.

Prueba de esfuerzo
Una de las primeras cosas que debemos pensar cuando comenzamos a entrenar para un maratón es hacernos una prueba de esfuerzo. En tales pruebas, el personal calificado nos dirá cuál es nuestro punto de partida, si tenemos algún problema que nos impida hacer un maratón o si en nuestro estado actual es una locura hacer esta prueba.

En una prueba de esfuerzo llevamos al límite nuestro cuerpo (en un ambiente controlado) y los médicos ven cómo nuestro corazón reacciona ante esta situación, lo cual es muy importante para determinar si hay algún problema cardíaco. Una prueba de esfuerzo puede salvar vidas y orientar nuestro entrenamiento bastante bien desde el principio, por lo que vale la pena invertir en ella si planeamos hacer una prueba tan exigente como un maratón.