Cancún Running - Tu web para CORRER

Consejos para empezar a correr, entrenamientos, nutrición, salud y motivación "Rendirse no es una opción" | Running - Maratón de Cancún 5k, 10k, 21k, 42k

Tips Correr para bajar ese peso extra

¿Sabías que cada persona tiende a guardar la grasa en una parte diferente del organismo conforme su tipología anatómica? Además de esto, otros aspectos a tener en consideración en el momento de perder peso corriendo puede ser el estrés y la constitución física.

Por una parte, el estrés al que estas sometido en tu cada día produce hormonas que favorecen el almacenaje de grasas y, por otra parte, si tienes una constitución física delgada, te va a ser más difícil perder peso que a una persona con unos kilogramos de más.

Para perder peso, lo que debes hacer es ejercicio aeróbico y disminuir la grasa corporal. Hacer abdominales solo robustecerá el músculo, mas no va a quemar la grasa que tienes encima de ellos. Ahora, ten presente estos diez mandamientos si deseas perder peso corriendo:

1. Lo que “entra” ha de ser menor de lo que “sale”

El cómputo entre calorías ingeridas y quemadas ha de ser negativo. El cómputo calorífico negativo se puede conseguir, por lo general, con dietas de entre ochocientos cincuenta y mil cuatrocientos cincuenta calorías al día (puedes quitarle unas cuatrocientos calorías a tu dieta frecuente). Este punto resulta ser preciso para perder grasa anatómica, y por consiguiente, adelgazar mas, sobre todo, no dejes de comer.



2. Plan de alimentación

Diséñate un buen plan de nutrición, por ejemplo: el cincuenta y cinco por ciento  de tu dieta diaria ha de ser de hidratos de carbono, el quince por ciento  grasas y el treinta por ciento  proteínas.

Tu dieta ha de ser variada, con muchos comestibles frescos. Evita las grasas trans y ten presente que si comes proteínas así como hidratos de carbono se suavizará la reacción de tu metabolismo a los azúcares.


3. Hidratos de carbono ( carbohidratos) + hidratación

A lo largo de todo el entrenamiento, tu objetivo nutricional ha de ser sostener los niveles de glucosa en sangre para compensar el desempeño, siendo recomendable ingerir hidratos de carbono complejos (frutas, verduras o bien cereales) de manera moderada y controlando la hidratación. En el caso de ingerir hidratos de carbono complejos anteriormente al o, hacerlo una hora y media de antemano.al entrenamiento

4 Corre cuando menos cuarenta y cinco minutos

El ejercicio aeróbico deber ser prolongado en tanto que, desde los cuarenta y cinco minutos, es cuando tu cuerpo comienza a emplear las grasas de reserva como motor, esto es, que para poder continuar con su funcionamiento usara las grasas almacenadas en el cuerpo. De forma que desarrollar una carrera continua resultará muy conveniente para perder peso y reducir grasas.

5. Conoce tu frecuencia cardiaca

Es recomendable trabajar con intensidades bajas (cincuenta y cinco por ciento -sesenta por ciento ), mas, el entrenamiento que más grasas quema es aquel que tiene una intensidad de entre el setenta por ciento  y el ochenta y cinco  por ciento  de tu capacidad máxima. Las pulsaciones van a depender de cada persona.


6.. Aeróbicos + fortalecimiento + reposo

El entrenamiento resultará más eficiente aún combinando este género de ejercicio aeróbico cíclico (carrera continua) con ejercicios de fuerza menos intensos, a través de el trabajo en circuito con ejercicios de contracción activa (abdominales, lumbares, brazos, piernas, glúteos) con descansos activos, trabajando un conjunto muscular mientras que descansa el otro, así proseguirás quemando calorías aun tras terminar el entrenamiento y generará mejoras.

Además de esto, cuando ganas masa muscular, crece asimismo el número de calorías que quemas durante todo el día, aun a lo largo de los instantes en los que estás en reposo. Tu plan de trabajo debe centrarse en cualidades que componen la condición física orientada cara la salud: fuerza muscular, resistencia muscular y resistencia cardiorespiratoria.

7. Olvida la velocidad

No te obsesiones con la velocidad, es preferible correr a lo largo de cuarenta minutos tres días de la semana y también procurar prosperar poquito a poco, que correr cinco días con sesiones de veinte minutos al máximo. Perder peso corriendo requiere mucha paciencia y perseverancia.
8.  Cambia o varia el entrenamiento

Evita que tu cuerpo se acostumbre siempre y en toda circunstancia al mismo género de entrenamiento. Debes aportar pluralidad a tus rutinas cambiando el tiempo, distancia, ritmo, intensidad y recorrido.

Alterna rodajes lentos y largos con otros más veloces y cortos o bien que incluyan cambios de ritmo (fartlek), pues los rodajes cortos, si son más intensos, queman mayor número de calorías.

9. Descansa

El reposo es esencial. Las horas de sueño son precisas para poder recobrarte adecuadamente y encarar las consecutivas sesiones de entrenamiento.

Al trabajar fuerza y resistencia muscular es conveniente reposar de dos a tres días en dependencia del grado de incitación que haya determinado la sesión.

10.  Prueba otras disciplinas

Son asimismo fundamentales las recuperaciones entre las sesiones. Combina tus sesiones de carrera con otras de ciclismo, natación o bien senderismo. Vas a mejorar tu condición física cardiovascular, vas a quemar un extra de calorías y no sobrecargarás tanto tus ligamentos y articulaciones.
Escribir Comentario