8 Trucos mentales para correr largas distancias

running-maraton
En las carreras de larga distancia la mente juega un papel muy importante y decisivo.

No resulta motivador encontrarte en el kilómetro 5 del maratón y contar los kilómetros que te quedan para terminarlo. Quizás, si ya tienes un plan de entrenamiento preparado y eres consciente de la carrera que vas a afrontar, no te resultará complicado manejar este tipo de sensaciones. Por lo contrario, si sufres psicológicamente y cuentas cada kilómetro que te falta por terminar, te dejamos unas técnicas que te pueden servir:


Divide y vencerás
Divide la carrera en diferentes tramos. Por ejemplo, en un maratón, que cada tramo de 10 km supongan una carrera con una meta de tiempo.

Otra forma de abordar una carrera de larga distancia consiste en distraerte pensando en qué hacer (según tu estrategia) los próximos 5 km o en la próxima media hora de carrera.

Piensa en acelerar
En cada uno de los tramos anteriores, establece que los últimos 4 kilómetros los correrás con un ritmo más acelerado. De esta manera no pensarás que te quedan 10 kilómetros para terminar ese tramo, sino que te quedan 6 para acelerar.

Calcula en millas
Piensa en millas y no en metros o en kilómetros. De esta forma engañaremos a la mente reduciendo la distancia, de manera que una media maratón serán 13’1 millas y una maratón, 26’2 millas.

Conócete
Conócete a ti mismo, conociendo tus puntos fuertes, y sobre todo, tus puntos más débiles. El autoconocimiento de uno mismo, puede llegar a ser la clave para poder conseguir con éxito cualquier desafío que te propongas.


Pensamientos positivos
Utiliza las técnicas de autohabla positiva (buen ritmo, vamos, etc.) y la autoafirmación (“puedo hacerlo”, “esto no es nada”, etc.). Por lo contrario, no te presiones ni te corrijas, en lugar de eso toma el control de la situación.

Confía en ti
Ten confianza contigo mismo. La confianza está directamente relacionada con el rendimiento conseguido a través de tu entrenamiento.

Ya has hecho lo que debes, así que cuando estés corriendo no pienses en que podrías haber mejorado en tus entrenamientos, tan sólo concéntrate en dar el mejor esfuerzo posible.

Puntos de referencia
Toma una referencia. Normalmente en las carreras siempre hay corredores con indicadores de tiempo, será una forma de averiguar si estamos siguiendo el ritmo que teníamos previsto.

Por otra parte, en los últimos tramos, para centrar más la atención en la carrera, encuentra puntos fijos a lo largo del recorrido y dirígete hacia ellos.

Visualiza la meta
Disfruta de la carrera cuando te inunden los pensamientos negativos por la fatiga mental y psíquica que te hará experimentar el muro. En lugar de pensar en dolor, céntrate en tu técnica de carrera, experimenta mentalmente esa sensación de orgullo y de alivio que notaras una vez termines y cruces la meta.