La importancia de la vuelta a la calma después de correr


Siempre se habla de la importancia del calentamiento antes de empezar a correr, de igual manera es importante la vuelta a la calma al terminar, es decir, no debemos parar de golpe, esto no es saludable.

La vuelta a la calma tiene por objetivo reducir progresivamente las pulsaciones en el cuerpo, favoreciendo el regreso de la sangre a la distribución normal por todo el cuerpo después de haber estado concentrada en los músculos durante toda la carrera.


Asimismo, el regreso progresivo a la calma permitirá eliminar las toxinas más eficientemente, evitando el agarrotamiento muscular y el dolor intenso en los músculos un tiempo después.


A mayor esfuerzo físico durante la carrera, mayor será la necesidad de realizar una adecuada vuelta a la calma y aunque siempre busquemos frenarnos tras un agotador trayecto corriendo, no debes olvidar la vuelta a la calma tras la carrera, pues sólo unos minutos más trotando y posteriormente caminando serán suficientes para evitar mareos, dolores musculares intensos u otras consecuencias de frenar de golpe.